Región Saltos del Moconá

Toda el área de la reserva de Biosfera Yabotí y zonas de influencias, tiene una marcada geografías de relieve accidentado, subidas abruptas, bajadas vertiginosas y en cada cima de sus cerros UN DELEITE PARA LOS OJOS. Para los que gusten del trekking, las propuestas son múltiples, desde recorrer senderos en la selva buscando sus increíbles miradores, pasando por caminatas entre las Chacras, para visitar el modelo productivo que se impone en el lugar, hasta los fascinantes coastering, recorriendo algunos kilómetros por los serpenteantes arroyos de la zona. Si se coordina con tiempo se pueden hacer estas actividades acompañados de un guía guaraní especialista en plantas medicinales.
Siempre hay que llevar agua, ropa cómoda y los calzados deben ser buenos tanto en su adherencia (se caminan por piedras mojadas en algunas partes) como por su diseño anatómico (por lo irregular del terreno proteger los tobillos es primordial). La ropa en invierno debe ser preparada para soportar la enmarañada serie de vegetales que propone la selva, ropa antirrasgaduras y que evacuen bien la humedad corporal, ya que en inverno los niveles el humedad llegan hasta 90%, y a veces temperaturas de 18 grados C, por lo que llevar ropa inadecuada puede ocasionar terminar empapados en las caminatas.
En verano ropa liviana (en lo posible dry feet) y repelente para mosquitos son imprescindibles, así como hidratación constante, aprovechando los numerosos cursos de agua hay que refrescarse siempre que se pueda. Hay que tener en cuenta que con temperaturas superiores a 20 grados centígrados más o menos, hay actividad de ofidios, por lo que hay que caminar por senderos marcados, y siempre atentos al suelo, un improvisado báculo no viene mal para estas caminatas.
Los niveles de dificultad nunca son bajos, van desde medio a elevado.
Para los que gusten de andar a caballo, es una opción a tener en cuenta, el uso del caballo no está muy difundido en la región, como lo está en corrientes, las cuestas y bajadas abruptas, las ramas de los costados de los caminos y la superficie de piedra hacen que esta opción sea para gente con experiencia en la actividad. Para los que gusten del mountain bike presenta un panorama divertido aunque no ausente de esfuerzo, circular los senderos entre la selva, con las adrenalinicas bajadas hacen que la propuesta sea interesante, mas teniendo en cuenta la gran cantidad de senderos para peatones y carretas que tejen la zona, los niveles de dificultad van de medios a elevados, las propuestas visitas a aldeas aborígenes, senderos ocultos en la selva (es conveniente ir con guía), visitas a las colonias (grupos de casas) y chacras, siempre encontrarán hospitalidad en los pobladores locales.
Durante los meses de primavera y verano las temperaturas oscilan entre los 35 durante el día y los 15° por la noche. Mientras que en el otoño y el invierno, que es la estación de lluvias, de día se está cómodo con 25° y las noches son frías con hasta 0° grados centígrados.